logo_ayuntamiento_ss_w

Historia del deporte en San Sebastián de los Reyes

SINOPSIS CRONOLÓGICA DE LA HISTORIA RECIENTE DEL DEPORTE MUNICIPAL DE SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES.

Introducción

A través de este documento pretendemos reseñar los hitos más importantes de la gestión deportiva municipal de San Sebastián de los Reyes, desde el periodo de la transición a la democracia, iniciada en 1977, y especialmente, desde la constitución del Ayuntamiento democrático en 1979 y la constitución del primer órgano de gestión del deporte, en 1980 (El Patronato Deportivo Municipal –PDM-) hasta el año 2021.

1. Situación anterior al 1 de agosto de 1980

El Ayuntamiento de San Sebastian de los Reyes, acogiéndose a los primeros planes de promoción deportiva, y basándose en Convenios con la Diputación Provincial y la Delegación del Consejo Superior de Deportes, crea la primera plaza de Profesor de Educación Física para el curso escolar 1977-1978. Hasta entonces solo hubo vagos intentos, en este sentido, con un Coordinador, dependiente de la antigua Delegación Nacional de la Juventud y tres monitores polideportivos, que cubrían parcialmente las necesidades de práctica deportiva.

En aquel momento el Deporte de Sanse tenía su base en las actividades de entidades privadas, principalmente, y entre otros, los clubes de fútbol U.D. San Sebastián de los Reyes, con un equipo Regional y otro Juvenil, y el C.D. Carranza; la Unión Ciclista San Sebastián de los Reyes; la Sociedad de Cazadores y el equipo Credisa de baloncesto.
El Deporte promovido desde la Corporación Municipal se basaba en un equipo de fútbol infantil encuadrado en la O.J.E. local y un equipo infantil femenino de baloncesto. Asimismo cubría parcialmente las necesidades de Educación Física Escolar con los monitores anteriormente mencionados.

A partir de este momento,  se plantean los primeros programas de iniciación deportiva  en horario extraescolar y se crean las primeras escuelas deportivas municipales:

1978

Escuelas de Baloncesto y Balonmano. Año en el que se celebra el “1er Maratón Popular de San Sebastián de los Reyes” (en aquellos años se denominaban así las carreras de larga distancia, no coincidiendo necesariamente con la distancia de una prueba atlética de maratón).

1979

La primera Corporación Democrática se enfrentó al reto de partir prácticamente de cero. Se organizaron las primeras escuelas de Fútbol, Atletismo y Hockey, cuando San Sebastián de los Reyes contaba con unos 30.000 habitantes y las instalaciones deportivas se reducían a una pequeña pista polideportiva en el casco urbano y a lo que es hoy el polideportivo Dehesa Boyal: un recinto de 108.000 m2 a más de 2 km. de distancia del casco histórico y sin accesos urbanizados, que estaba destinado a ser sede de la escuela de profesores de E.F. de la Academia de Mandos “Jose Antonio” (la unificación de los institutos de Educación Física en el terreno del actual INEF de Madrid, abortó esta operación) y que contaba tan solo con  un campo de fútbol, un frontón, y una pista de Hockey. A estas instalaciones se sumaban únicamente el campo de fútbol de Matapiñonera y una pista polideportiva en el parque de la plaza de toros, en la que disputaban sus partidos los equipos de baloncesto.

Hoy día, el polideportivo Dehesa Boyal es el principal complejo deportivo municipal de San Sebastián de los Reyes  con 150.000 m2 de espacios e instalaciones practicables.  Se encuentra en la Dehesa Boyal: un bosque de encinas de 232 hectáreas, integrado en el Parque de la Cuenca Alta del Manzanares, que dispone de una vegetación típica de dehesa castellana y de un relieve ondulado que alcanza una cota máxima de 717 metros de altitud y mínima de aproximadamente 600 metros. Estando flanqueado por un parque lineal que acompaña los cauces de los arroyos Quiñones y Valconejero, afluentes ambos del río Jarama. Lo que supone un marco incomparable y un gran atractivo para la práctica de deportes en la naturaleza, los deportes al aire libre, y para el entrenamiento natural. Contando con circuitos establecidos de entrenamiento natural y de competiciones deportivas carreras de campo a través, ciclismo BTT, ciclocross, etc., que han sido sede de muchas e importantes  competiciones deportivas.

1980

Hasta la constitución del PDM: Se consolidan las escuelas deportivas, y su participación en competiciones oficiales, y se realizan diferentes actividades a nivel local, tales como: campeonatos de fútbol sala escolar y la  liga de cross escolar.

1978-1979-1980

En los meses de julio y agosto, tiene lugar la “Campaña de Natación” en las piscinas del club privado socio-deportivo Puente Cultural, con una masiva participación. También tienen lugar cada 12 de octubre, con gran éxito de participación,  las primeras carreras populares organizadas por la Asociación de Vecinos de La Zaporra, en el marco de las fiestas del barrio.

Durante estos tres años la gestión municipal no estaba suficientemente estructurada, con carencias de recursos, así como precariedad e irregularidad en el empleo de los técnicos que organizaban y prestaban los servicios. Lo que se intenta corregir constituyendo el PDM, por acuerdo plenario de la Corporación Local, de 16 de abril de 1980. El PDM era un “organismo autónomo local” descentralizado, con autonomía financiera y de personalidad jurídica propia e independiente, aunque no ajeno a la Corporación Municipal. Un modelo de gestión bastante común en los primeros años de la gestión municipal en España, pues proporcionaba una  más ágil y menos burocratizada gestión de los recursos para dar respuesta a las necesidades y demandas de los ciudadanos. Que daría lugar a focalizar la gestión sobre dos ejes de actuación: la construcción de instalaciones y equipamientos (mediante planes integrados por ayuntamientos, comunidades autónomas y el Consejo Superior de Deportes) y el fomento y promoción de actividades físico-deportivas.

2. Situación desde la constitución del Patronato Deportivo Municipal

El 15 de agosto de 1980 se inaugura el complejo de piscinas al aire libre, que constituyó la primera gran instalación deportiva y recreativa que llevó a cabo el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes. Con un presupuesto de cincuenta millones de pesetas y una extensión total de 25.830 metros cuadrados, los ciudadanos pudieron disfrutar a partir de ese momento de 17.500 metros cuadrados de zonas verdes, una piscina olímpica, una piscina recreativa popular, una piscina de enseñanza y una piscina de chapoteo para los más pequeños. Los vasos recreativos y de enseñanza, incorporaban el novedoso sistema físico de depuración mediante bordillos desbordantes.

Hasta la constitución de una estructura técnica suficiente y una mínima dotación de recursos, de plantilla de personal y presupuestaria, en el PDM, las actividades deportivas sufrieron algún retroceso, como la no continuidad de las escuelas de hockey y atletismo. Por el contrario, se puso en funcionamiento la escuela de ajedrez, partiendo del éxito del campeonato celebrado en las fiestas patronales.

El ámbito de actuación del PDM, con escaso presupuesto de partida, enfocó su gestión en tres vertientes: las Escuelas Deportivas Municipales, el “Deporte para Todos” (este, fundamentalmente desarrollado durante las fiestas patronales) y el aprovechamiento de las instalaciones existentes.

En enero de 1981 salen a concurso-oposición, y se cubren, las dos primeras plazas de profesores de educación física y se realiza la contratación a tiempo parcial de entrenadores, que posibilitan ampliar y mejorar la oferta deportiva, iniciándose en el mismo año la  elaboración de la primera gran oferta de actividades para el curso 81/82:

  • ampliando el número de escuelas en las modalidades de rugby, voleibol, atletismo, montaña, judo y frontenis;
  • iniciando las actividades de las escuelas de Gimnasia de Mantenimiento para adultos y personas “de la 3ª edad”;
  • desarrollando un completo programa de los juegos deportivos municipales que contó con la participación 1.185 deportistas pertenecientes a 18 entidades deportivas (6 colegios públicos, 1 colegio privado, 6 clubes deportivos – 5 de ellos se constituyeron ese año -, 2 peñas, el Instituto T.B., la Universidad Popular y la A.V. La Zaporra);
  • desarrollando un amplio y variado programa de actividades de promoción deportiva (torneos populares, escuelas, exhibiciones, fiestas y competiciones), contando con la colaboración de las asociaciones y clubes locales, y así forjando, los cimientos  del modelo de gestión directa que, hoy día, suponen los convenios de promoción deportiva.
  • También se inició este mismo año la elaboración de un ambicioso programa de creación de infraestructuras deportivas por importe aproximado de 153 millones de pesetas, entre otras, las pistas polideportivas del Polideportivo Dehesa Boyal y las de algunos de los centros escolares, como también el primer circuito de motocross.

En 1982 (curso 82/83) se implementa el Plan de Animación Deportiva Escolar, dentro del horario escolar de tarde, en los siete colegios públicos, para paliar de algún modo la falta de una Educación Física reglada. Y se pone en funcionamiento en horario extraescolar la primera Escuela de E.F de Base dirigida a niños/as de edades entre los 5 y los 8 años. También se pone en marcha una escuela de aire libre, que posteriormente ampliaría su ámbito de actuación como Area de Naturaleza, dando lugar a muy distintas actividades  a lo largo de los años (campamentos, escalada, acampadas y cursos de esquí, windsurf, piragüismo, espeleología, orientación, etc., así como la utilización de senderos naturales en la Dehesa para conocimiento del medio –“itinerarios ecológicos”- que dio lugar a crear lo que es hoy el Aula de Naturaleza, gestionado por la Sección de Medio Ambiente y sito en los lindes de las pistas de atletismo y tenis del polideportivo Dehesa Boyal).

3. El PDM se resuelve y se constituye el Patronato Municipal de Servicios

En 1983 se resuelve el PDM y se crea el Patronato Municipal de Servicios (PMS), que aglutina los servicios de Deportes, Cultura-Universidad Popular y Servicios Sociales, y que conforme al crecimiento del municipio va ampliando sus servicios (Juventud, Salud, etc.). Siendo por tanto un momento de inflexión muy importante para el desarrollo del municipio, y particularmente para el Deporte local, por la mayor dotación de recursos, que permite ampliar considerablemente la oferta de actividades y equipamientos. Y sobre todo por  evaluarse  el sistema de gestión aplicado como PDM y planificarse por vez primera a largo plazo con una nueva estructura organizativa. Cuestionándose entre otras cuestiones el modelo de escuelas deportivas municipales y su  configuración como club deportivo municipal para participar en las competiciones federadas. Como también la animación deportiva en horario escolar, insuficiente para cubrir las necesidades de la población escolar e incongruente y disconforme con las competencias, que correspondían al Ministerio de Educación. Lo cual dio lugar, en el curso 83/84, al primer Plan de Animación Deportiva Escolar en horario extraescolar, participando 8 centros, con 100 alumnos por centro y con una rotación mensual  en las modalidades de: balonmano, baloncesto, voleibol, rugby, fútbol y atletismo.

En 1985 el Ayuntamiento invirtió 500 millones de pesetas en instalaciones deportivas, y el día 23 de mayo se inauguró oficialmente el pabellón cubierto de Dehesa Boyal. Para dicha inauguración se contó con la presencia del primer presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina. Y como acto central de la inauguración, tuvo lugar un partido de balonmano entre el Atlético de Madrid y una selección regional. Siendo el Campeonato de España Absoluto de Tenis de Mesa el primer gran evento celebrado en esta instalación, y su inauguración oficiosa  entre los días 1 y 5 de mayo.

Este nuevo pabellón polivalente, que en su momento fue un referente en la Comunidad de Madrid por su funcionalidad y vistosidad, se levanta sobre una parcela de 8.000 metros cuadrados y contó con un presupuesto total de 215 millones de pesetas. Por ello fue sede también, el mismo año, del Trofeo de la Comunidad de Madrid de Baloncesto, con la participación de los equipos R. Madrid, Estudiantes y Cajamadrid, cuyo partido final reunió cerca de 5.000 espectadores, la mayor asistencia de público registrada en el pabellón, en un día histórico, el 1 de septiembre, al disputarse también en el polideportivo el partido inaugural de la Unión Deportiva SSReyes en tercera división nacional, enfrentándose al C.D. Manchego.

Otros grandes eventos realizados en 1985, además de los citados y otros muy distintos como inauguración del pabellón durante cuatro jornadas consecutivas, fueron: el Campeonato de España de Voleibol cadete femenino, la fase final de la Copa Comunidad de Madrid de Fútbol Sala con la participación de los dos mejores equipos del país en ese momento (Interviú LLoyds y G.M.R.), las semifinales del Campeonato Mundial de Fútbol Sala. Este fue el inicio de un amplio y variado número de eventos del más alto nivel, como “deporte espectáculo” (muchos de carácter internacional), que se realizó en los siguientes años, para contribuir a la promoción deportiva y al fomento de la práctica deportiva en nuestro municipio.

Otro gran logro durante 1985 fue la construcción de cinco pistas de tenis en el polideportivo Dehesa Boyal. Una de ellas acondicionada para la celebración de competiciones. Y en 1987, en una segunda fase, se construyeron dos pistas más, completando las siete actuales.

Y fue así mismo en 1985 cuando se inició el proceso de colaboraciones en la gestión con los clubes, con la firma del primer convenio con la Unión Deportiva SSReyes para la transferencia de equipos de la escuela municipal de fútbol. A este convenio se fueron añadiendo progresivamente en años siguientes otros, como los de la Unión Ciclista SSReyes,  TNT Uniexpress de Balonmano, Balonmano Madrid, Atletismo Dehesa Boyal, Motoclub y el C.D. Carranza. Iniciándose formalmente el programa de clubes-convenios, como estrategia de futuro, en 1987.

El crecimiento y el esfuerzo realizado en estos primeros cinco años se observa mejor, atendiendo a los presupuestos de gasto ordinario dedicados al Deporte, que tuvieron una gran relevancia en proporción a los presupuestos generales municipales. Estos fueron los presupuestos (sin inversiones) de la nueva etapa en la gestión municipal:

1980 12.633.900 ptas.
1981 32.292.656 ptas.
1982 58.488.730 ptas.
1983* 53.900.000 ptas.
1984 65.000.000 ptas.
1985 79.000.000 ptas.

 

(*) El menor gasto fue debido a la integración en el PMS como Area de Deportes y centralizar en el nuevo organismo algunos de sus gastos.

Hay que significar, también, que este año tuvo lugar el primer campamento de verano en el polideportivo Dehesa Boyal. Lo que se llamaba entonces  “campamento urbano”. Que pasó a denominarse más adelante como “escuela de verano”, siendo el gran programa estrella por su alta demanda y que son, en la actualidad, los “campus predeportivos” organizados por los clubes deportivos, que cuentan con una participación próxima a los 7.000 participantes.

4. Premio Nacional de Deportes

Por todo ello, 1985 fue considerado como “el año del Deporte”, lo que motivó la presentación al Premio Nacional de Deportes en 1986 y, concedido por el Consejo Superior de Deportes, su recepción el 4 de noviembre de 1987 por el alcalde, D. Adolfo Conde, de manos de S.M. el Rey Juan Carlos.

Un año más tarde, en 1986, los amantes del ciclismo de la localidad vieron hecho realidad su sueño, el velódromo. Su presupuesto de 28 millones de pesetas se vio incrementado con otros diez millones al equiparse su parte central con una pista multideportiva. Este velódromo se construyó en una parcela de 12.549 metros cuadrados.

En su diseño se tuvo en cuenta su dedicación al aprendizaje de especialidades concretas del ciclismo, como la velocidad y la persecución, con dimensiones acordes a los reglamentos internacionales. Con una longitud de cuerda de 250 metros, con una anchura de seis metros, con dos rectas de 50 metros de longitud y dos curvas de peraltes variables.

En la zona central del velódromo, se inauguró una pista multideportiva de 2.742 metros cuadrados para la práctica de balonmano, futbol-sala, baloncesto, vóleibol, pista de patinaje y minibasket.

Su inauguración, el día 3 de mayo,  contó con exhibiciones de diferentes deportes y, por supuesto, con distintas modalidades de competición de ciclismo en pista, de la selección nacional de ciclismo en pista, de BMX y de actividades propias de la Unión Ciclista SSReyes, con el slogan “EL VELODROMO ES TUYO, PARTICIPA”. Y se entregaron los premios de la primera edición de los “Mejores Deportistas Locales”, estando próxima a celebrarse en 2022 su 35ª celebración, como certamen denominado “Paco Sánchez”.

En 1986, en cuanto a las escuelas deportivas, ya funcionaban a pleno rendimiento 9 escuelas deportivas (atletismo, baloncesto, balonmano, fútbol, natación, judo, tenis de mesa y voleibol) a las que se incorporaron este año ciclismo, gimnasia rítmica y tenis (12 escuelas en el curso 86/87).

Si 1979 supuso el punto de partida, 1986 fue el despegue definitivo de un ambicioso proyecto, imparable para convertir San Sebastián de los Reyes, con una población de  50.227 habitantes, en un referente deportivo nacional y un modelo de gestión deportiva entre los municipios medianos. Todo gracias a una potente política de inversiones en instalaciones y una planificación de actividades fueron clave para el crecimiento exponencial de usuarios. Lo cual fue refrendado en la primera gran encuesta a la población realizada, obteniendo la mejor valoración entre los diferentes servicios municipales: 7,44 puntos, y en segundo lugar, también por encima de la media, con 6,15 puntos, las instalaciones culturales.

5. Ley 2/1986, de 5 de junio, de la Cultura Física y el Deporte de la Comunidad de Madrid

Un trascendental hito en la historia del deporte madrileño fue la ley 2/1986, de 5 de junio, de la Cultura Física y el Deporte de la Comunidad de Madrid, que dio lugar a profundas transformaciones, como por ejemplo la reforma del Deporte Infantil y, sobre todo,  la regulación jurídica de las entidades deportivas y una organización democrática y eficaz del asociacionismo deportivo; que motivó la  paulatina desaparición de los clubes deportivos municipales derivados de las escuelas deportivas y el inicio de un proceso de colaboración con clubes ya establecidos y de constitución de nuevos clubes privados, con los que convenir la continuidad de las escuelas municipales y su participación en las competiciones oficiales federativas. Realizando una labor de fomento del asociacionismo deportivo y tutelaje desde el Area de Deportes del PMS, en un sistema híbrido, o de colaboración público-privada, con la participación de los técnicos deportivos del PMS y ayudas como la cesión gratuita de las instalaciones.

El 30 de mayo de 1988 se convocó en asamblea a todos los clubes y asociaciones locales, para informarles del proyecto de constitución del Consejo Sectorial de Deportes (órgano de carácter informativo, consultivo, de control y de formulación de propuestas, que permiten la participación ciudadana en la gestión del deporte local). Para formar parte del Consejo Sectorial de Deportes  se debía estar debidamente registrado, lo que permitiría también, además de su participación en la gestión, poder acceder a las convocatorias de subvenciones y disponer de ayudas como la cesión gratuita o bonificada de las instalaciones. Y en una segunda asamblea celebrada el 27 de junio del mismo año, con la asistencia de 32 entidades deportivas, quedó constituido oficialmente el Consejo.

6. La década de los noventa

Los años noventa suponen un sustancial cambio de escenario en la configuración y  formas de gestión del deporte local. Después de una etapa de un aumento vertiginoso de los presupuestos destinados al deporte y de un crecimiento espectacular en programas e instalaciones (como desarrollo de planes cuyos objetivos  a corto plazo buscaban el impacto en la sociedad de lo que se ha venido a denominar el “fenómeno deportivo”) se crea la inquietud de la reflexión y el análisis, cuestionándose cómo se viene actuando, y planteándose empezar a medir con criterio – no solo en términos cuantitativos y de efectividad – los resultados obtenidos.

Por consiguiente, y en general teniendo en cuenta los cambios sociológicos y culturales habidos, las primeras limitaciones y estrecheces presupuestarias producto de la crisis económica nacional de 1993, la aparición y proliferación de empresas de servicios deportivos, el aumento del asociacionismo, la gestión de los recursos humanos cuyo coste se había disparado, las nuevas tendencias en la práctica de actividad física, la compleja gestión relacional o inter-organizativa, el cuestionamiento de la rentabilidad obtenida en instalaciones y en determinados servicios y en sus estructuras creadas, como también la reflexión en cuanto al posicionamiento de la Administración Local y de cuál era su papel.., y sobre todo, de manera muy especial, el acontecimiento de las olimpiadas de Barcelona’ 92 y  el Plan de Extensión de la Educación Física que promovió la construcción de equipamientos escolares con la filosofía con la que materializamos nuestra gestión en los 80, posibilitaron un cambio de modelo basado en nuevos planteamientos económicos, pedagógicos, educacionales y técnicos tendentes a situar al deporte local en un marco organizacional óptimo para cumplir con nuestra misión: “posibilitar que el mayor número de personas del municipio practique algún tipo de actividad físico-deportiva como aspecto de mejora de su calidad de vida”.

 

1992.- Primera  Planificación Estratégica del Sistema Deportivo de San Sebastián de los Reyes.

La necesidad de poner orden y racionalidad a los servicios, obliga a planificar a medio y largo plazo – no solo a corto plazo como se venía haciendo – . Y comenzamos a trabajar en la planificación estratégica de dónde queríamos estar en los próximos ocho años, es decir más allá de un mandato político, para que las líneas estratégicas y los grandes objetivos no quedasen al arbitrio de intereses partidistas o de minorías. Esta nueva forma de planificar (P.E., como “diseño del futuro deseado y la manera efectiva de alcanzarlo”) el conocimiento de nuevos sistemas de información y la aplicación de nuevas herramientas y técnicas para la dirección, control y evaluación de la gestión, se convierten en señas de identidad como cultura corporativa del Servicio Deportivo (denominado Sección de Deportes bajo la estructura del Patronato Municipal de Servicios). Y se concretan y desarrollan las primeras líneas estratégicas para la fijación de las metas básicas y los objetivos generales del Servicio Deportivo como despliegue de su competencia, adoptando y desarrollando los planes de acción necesarios para su consecución en las siguientes áreas de actuación:

  • Posicionamiento de la acción deportiva municipal orientada principalmente al desarrollo de programas de “Deporte para Todos”. Es decir hacia una práctica deportiva como actividad lúdica, espontánea, mínimamente reglada y con claros fines educativos, sociales y de salud – en la que irrumpe con fuerza el “fitness” y sus distintas variables -. Mediante la diversificación de programas subvencionados especialmente a los sectores más desfavorecidos o marginales que contemplen la inclusión y fomenten la cohesión social.

En este ámbito de actuación hay que reseñar en 1998 el cambio en la gestión de la Escuela de Verano, que pasa a ser dirigida y coordinada por la Sección de Juventud, para ofrecer una salida a los monitores de tiempo libre que formaban en sus cursos. A esta actuación, en paralelo, se añadirían progresivamente como enriquecimiento de la oferta, los campus organizados por los clubes.

  • Impulso de los programas de iniciación deportiva en los centros escolares por medio de su integración en las escuelas deportivas de los clubes, para su continuidad en la práctica mediante su tecnificación y participación en competiciones deportivas de nivel básico. Lo cual operativamente se resume en las siguientes acciones y resultados:

En 1991 se hizo extensible el  Plan de Animación Deportiva Escolar a los institutos de enseñanzas medias. Y en 1998: se establece un nuevo modelo de gestión directa mediante transferencia del programa a los clubes-escuelas con conveniohasta entonces el programa era de gestión directa mediante contrato con una empresa de serviciosy se configura como un subprograma (“Deporte en la Escuela”) del programa Escuela en el convenio suscrito. La gestión privada de los clubes, financiada  con las cuotas de los alumnos y con la subvención municipal, ofrece algunas ventajas como son: una mayor cohesión al sistema deportivo local y la continuidad en la actividad deportiva de los alumnos (una larga “vida deportiva”) así como un mayor y mejor aprovechamiento de los recursos municipales y de los recursos propios de los clubes. Y tiene como efecto inmediato un aumento de la participación en más de un 30 % por mayor implicación de los clubes, puesto que la aportación municipal económica que reciben es por alumno o deportista.

El despliegue de esta estrategia posibilita también la asunción de otros programas por parte de los clubes más consolidados y con mayor capacidad de gestión y solvencia técnica, como son:  la Escuela de E.F. Base para niños de 3 a 7 años – que así mismo bajo la denominación del subprograma “Escuela Predeportiva”  se integra en los convenios de los clubes de Baloncesto, Balonmano y Voleibol, y se caracteriza por disponer de técnicos titulados en E.F. y por evitar una especialización precoz no controlada mediante una metodología común similar a la empleada en el sistema educativo – y la realización de otras actividades complementarias de tiempo libre como los campamentos de verano.

  • Potenciación del asociacionismo y apoyo institucional a los agentes sociales para una mayor participación y optimización de los recursos a través de la complementariedad de las acciones. Dando pie a la redacción de la primera Ordenanza de Subvenciones, por la que se regula la concesión de ayudas directas mediante convenios y presupuestos nominales, y mediante convocatoria abierta por procedimiento de libre concurrencia.

En el curso 91/92 aumenta el número de entidades  que forma parte del programa de convenios con clubes-escuelas privados para continuar con la reestructuración del Club Municipal: Ajedrez V Centenario, Atletismo Boyal, Baloncesto Zona Press, Balonmano SSReyes, Voleibol Sanse, Tenis de Mesa SSR, San Sebastián Club Tenis y Unión Ciclista SSReyes, a quien se le cede el velódromo para sus actividades y competiciones oficiales. También se formaliza la colaboración con los clubes: Fútbol sala Marabe, Fútbol sala SSReyes, Unión Deportiva SSReyes, C.D. Carranza, Club Reyes Peña 81 y Motoclub; con una finalidad de búsqueda del rendimiento deportivo y la organización de competiciones “espectáculo”. En el curso 92/93 se incorpora el club de fútbol Juventud Sanse, de reciente creación.

En 1993 tiene lugar la primera iniciativa de campus deportivo de verano, por parte del club de baloncesto Zona Press. Y sucesivamente se van incorporando clubes  al programa, para el que solo disfrutan de la cesión gratuita de instalaciones.

En 1999 el Club Voleibol Sanse oferta su primer campamento de verano en Marbella, con la colaboración del Servicio de Deportes y reemplazando la oferta gestionada hasta ese año por el propio servicio municipal.

1998/1999 es el curso en el que se consolida el programa de convenios con los clubes-escuelas, teniendo lugar un paso más de gran trascendencia en la estrecha colaboración con los clubes, como es la gestión del antes denominado Plan de Animación Deportiva Escolar, que pasa a denominarse “Deporte en la Escuela”, creciendo en la oferta de actividades y centros, lo que motiva el aumento de la participación en un 30%.

El programa de convenios con los clubes-escuelas queda formalizado en 1999 con la aprobación del primer reglamento de subvenciones a entidades deportivas. Un programa en el que, en el curso 1999/2000, participan 12 clubes, alcanzando un 28% de la población menor de 18 años en su participación, destacando el 42% de menores de 14 años (hombres, a diferencia del 25 % en mujeres, lo que llevará a plantearse la apuesta por aumentar los niveles de participación de las mujeres).

  • Desarrollo de un primer proceso de reorganización cultural y modernización administrativa, aplicando criterios y técnicas de carácter comercial y empresarial en la gestión para una mayor eficacia (dirección y programación por objetivos, sistemas de información, coordinación y control, manual de funciones y tareas, imagen y comunicación social, tratamiento del usuario como “cliente”, etc.)  así como los primeros conceptos de calidad y eficiencia (aplicando matriz DAFO, indicadores de evaluación, encuestas a usuarios, grupos de discusión, estudios de costes, y técnicas de calidad,  como la implementación oficial en 1991 del procedimiento de sugerencias, quejas y reclamaciones como sistema de mejora continua de los servicios).

 

  • Replanteamiento de las políticas de financiación del coste de los servicios, abandonando la política de la gratuidad y trabajando con rigor en el conocimiento de los costes reales de las actividades y servicios, para aplicar con objetividad las políticas sociales compensatorias que cada programa requiere. Y para una mayor contribución del usuario – se pone en marcha el “Carnet de Usuario” como producto básico de fidelización y sostenibilidad económica – en un acercamiento al coste real directo de la actividad, y para el establecimiento de una cuenta de resultados a fin de ejercicio y la fijación de un porcentaje de autofinanciación del Servicio Deportivo como objetivo de viabilidad.

Como dato relevante de la gestión del Carnet de Usuario (producto precedente de lo que es hoy el Superabono) que en 1994 estaba en 4.942 carnets (un 8,7% de la población, que estaba en 56.663 habitantes, y un porcentaje global de practicantes de actividad físico-deportiva del 23,5%) y en 1995 en 6.292 carnets (un 11,2%) y 6.490 carnets y 11.276 usuarios en programas en 1996, un 19,56% del total de población de ese año , que estaba en 57.632 habitantes; año en el que se oferta el servicio Club Polideportivo, que incluye el programa de clases abiertas, y que supone el  antecedente al contenido de servicios del actual Superabono.

Estos datos explican los inicios de un profundo análisis de la evolución en la práctica, que en la actualidad (2021-2022), “con criterios de normalidad” está en un 46,68% de la población (43.212 usuarios de programas estables ofertados por los servicios deportivos y clubes con convenio).

  • Fortalecimiento de la colaboración público-privada, pasando de una relación de cierta competencia y control administrativo a una relación más pragmática, en la que el Ayuntamiento no pretende monopolizar la oferta deportiva y si ejercer un papel de liderazgo y coordinación territorial para que, en beneficio  de la ciudadanía, se integren todas las posibilidades de práctica. Reservándose de manera especial la ejecución o incentivación de programas no contemplados, o insuficientemente atendidos, por el sector privado. En este marco de actuación podemos incluir a los clubes, asociaciones, fundaciones, federaciones deportivas, centros fitness o gimnasios de barrio y empresas de servicios deportivos en general.

 

  • Construcción de instalaciones especializadas (pista de atletismo, estadio de fútbol…) como consecuencia del proceso de fomento y promoción en determinadas modalidades y en respuesta a los grupos de interés. Y de equipamientos polifuncionales e integradores (centros multisectoriales – sociodeportivos y culturales – y polideportivos de barrio) para cumplir con una función social de reequilibrio zonal o geográfico y de cohesión entre los diferentes sectores de población.

Las inversiones en instalaciones y equipamientos más importantes en esta década fueron:

  • En el polideportivo Dehesa Boyal (1994-1996):
    • Estadio de Atletismo (instalación ambivalente de atletismo y fútbol, con sala de musculación y A.F.)
    • Frontón corto
    • Pistas de Half Court
    • Parque infantil
    • Merendero piscinas aire libre
    • Parque de Escalada o rocódromo en dos fases: la primera mediante paneles de fibra de vidrio (a finales de los 80) y la segunda gunitado-tematizado (1999)
  • Pabellón polideportivo cubierto Eduardo López Mateo (1994)
  • Construcción de 2 pistas de voley playa en el complejo Eduardo López Mateo (1998)
  • Pabellón polideportivo cubierto Valvanera (que entró en pleno funcionamiento de 1999)
  • Area de deportes en el centro sociocultural Claudio Rodríguez (3 salas de actividad física, 2 pistas de squash y vestuarios con sauna) (1994)
  • Dotación de pabellones escolares, colegios: Francisco Carrillo, Príncipe Felipe

En síntesis, es en esta década cuando engendramos nuestro modelo actual de la gestión como Administración Relacional, promoviendo la implantación de un primer Sistema Integrado de la Gestión en consonancia con un crecimiento de la población – y con su desarrollo deportivo-cultural – y con la creación de nuevas infraestructuras. Todo ello, a pesar de atravesar una amplia etapa de turbulencias políticas – con crisis y cambios en el gobierno municipal – y con gobiernos en minoría, que entre otras cosas motivaron cuatro años de prórroga presupuestaria, sin posibilidad alguna de acometer inversiones.

El punto de inflexión también tuvo en parte su origen en el Hermanamiento con Baunatal, municipio de Alemania, en 1990. Ya que amplió nuestra visión, de manera muy sensible, hacia una más potente participación en la gestión de los agentes sociales y deportivos. Y posibilitó durante años, muchos y enriquecedores intercambios entre clubes deportivos de uno y otro municipio hermanados, principalmente de los clubes de balonmano y fútbol.

7. El cambio de milenio

El llamado “efecto 2000” que tan apocalíptico se preveía por algunos, si tuvo su impacto en nuestro Servicio Deportivo, entrañando un cambio organizativo fundamental, por cuanto supuso la desaparición del Patronato Municipal de Servicios y pasamos a depender jurídicamente y orgánicamente de la estructura única municipal que es el Ayuntamiento. Esta circunstancia, como las también comentadas de crecimiento poblacional de un municipio en pleno desarrollo y la obligación de dar respuesta a necesidades creadas y a nuevas demandas  en materia de instalaciones – entre las que había que destacar por encima de todas la falta de una piscina cubierta, siendo ésta una de las instalaciones deportivas consideradas como básicas en un municipio de tamaño mediano y que hasta ese momento no pudimos acometer por los problemas de gobernabilidad aludidos en los años 90 – provocó una profunda y valiosa transformación del modelo de gestión en la dirección que habíamos emprendido en la anterior década.

El impulso del nuevo modelo se realiza en el marco del Plan de Mejora de los Servicios Municipales, teniendo como primera acción la implementación del sistema de Abonado, con el “Abono Sanse” que sustituye al Carnet de Usuario, dotando de más prestaciones al producto. Los cambios acometidos y su receptividad por los usuarios, suponen en 2001 recoger resultados tan importantes como: aumentar el número de Abonados en un 48,4%; el número de usuarios del Club Polideportivo en un 121,8%; la participación en el programa de Clases Abiertas en un 48,35%; y un destacable aumento de la participación femenina del 22,28%.

No obstante, la correspondencia entre el modelo establecido y los recursos disponibles era desproporcionada. Primero, y más importante, por la falta de presupuesto para acometer en su totalidad el proyecto de la piscina cubierta, que los técnicos consideraban que debería ser el motor de revitalización de la oferta y de estimulación de la práctica en el polideportivo Dehesa Boyal. Orientando su actividad físico-deportiva principalmente hacia la salud y la recreación como centro familiar y de relación social, en un complejo – hasta ese momento – con una tipología de instalaciones orientadas preferentemente al Deporte de Competición. El debate con el gobierno local se dilató porque la intención de éste era, con el presupuesto disponible, buscar una parcela donde emplazar este nuevo servicio. Lo que cumplía el compromiso con los ciudadanos, pero de forma aislada no resolvía los problemas futuros de la gestión, ni del mismo centro – pues es sabido que en sí misma una piscina es muy deficitaria – ni del polideportivo de la Dehesa Boyal. Con visión de futuro pues, en contraposición al cortoplacismo político, se convenció al gobierno, no solo para ubicar e integrar la piscina en la Dehesa Boyal, sino para dotar a la misma de unos complementos en el servicio con ideas traídas de países más avanzados como Alemania, permitiéndonos crear un producto – denominado “Superabono”  – para mayor captación y fidelización de los “usuarios-clientes”, que nos ayudaría a hacer más sostenibles los servicios deportivos.

Pero no solo la falta de presupuesto para construir y equipar unas instalaciones que implicaban toda una transformación y modernización del complejo, sino también la escasez de recursos humanos, de medios técnicos y de procedimientos para gestionar eficientemente con agilidad, flexibilidad y adaptabilidad las necesidades (de un Servicio Municipal con más de 5.000 horas de actividad al año, con un altísimo y variado volumen de participación y con diferentes centros de gestión que atender) nos llevó a plantear un decisivo cambio de modelo en la gestión, que ha supuesto hoy día una auténtica “marca de valor” y una nueva planificación pública de los servicios deportivos.

Este momento de inflexión se materializó en julio de 2004 al adjudicarse el primer contrato de obra y gestión pública de los Servicios Deportivos. Finalizando y abasteciendo de equipos y medios técnicos, como tercera fase (7.203.495 €), las obras que en primera y segunda fase había iniciado el Ayuntamiento (7.451.462 €) con la subvención del plan PRISMA de la Comunidad de Madrid (3.542.876 €), con una inversión total de 18.197.833 €. Y conformando una novedosa forma de gestión de los servicios deportivos, por cuanto además de encargarse del complejo Dehesa Boyal – que era el motor y centro logístico de la actividad económica que generaba el Deporte Municipal – debía asumir las labores de conservación, mantenimiento y atención al usuario en el resto de centros e instalaciones deportivas del municipio.

Este paso tan decisivo cuajó después de un proceso de más de dos años de trabajo en la elaboración de estudios y negociaciones – primero con el gobierno local y después con la oposición y los sindicatos – para reubicar a más de dos tercios de la plantilla municipal en otros servicios municipales; aprovechando el periodo de crecimiento y expansión territorial, y la inauguración de nuevos equipamientos municipales, que se fraguaba por mor de eso que vino a denominarse como “la burbuja inmobiliaria”.

La plantilla municipal en la Delegación de Deportes – constituida actualmente por 14 personas – continuaba  ejerciendo el liderazgo vertebrador de todo el Sistema Deportivo Local y se reservaba las funciones de dirección, planificación, control y evaluación de los servicios adjudicados – que conllevaban una importante generación de ingresos, pero que necesitaba de unas aportaciones complementarias del Ayuntamiento para su viabilidad económica-financiera – y de todas las actividades socio-deportivas promovidas por el sector público y por el conjunto de entidades  sin ánimo de lucro – como también de las que tuvieran un afán lucrativo – que fueran de interés general para los vecinos de San Sebastián de los Reyes. Todo lo cual se plasmaba en un pliego de condiciones muy suigéneris que hacía confluir a largo plazo diferentes objetivos y garantizaba  un equilibrio entre los beneficios privados y públicos, desde la tutela y el auspicio municipal. Resultando compatible con otras adjudicaciones que vendrían más adelante – y que obviamente podían corresponder a otras empresas – para formar parte integrada de una misma Organización del Deporte Local – bajo la fórmula comercial del “Superabono”- y otras establecidas y programadas desde la Delegación de Deportes que podían responder a muy distintos grupos de interés y de relación, en eso que inglés y en el ámbito empresarial  se denomina Skateholder. (El abonado o “superabonado” al Servicio de Deportes Municipal tiene acceso al conjunto de instalaciones municipales independientemente de la empresa concesionaria que explote cada una de ellas, en contra de las habituales fórmulas de concesión administrativa segmentadas  por instalaciones, sin relación entre ellas).

Paralelamente continuó el desarrollo del llamado “Tercer Sector” o entidades sociales colaborativas. Y específicamente  del  programa de convenios con los clubes y otras entidades deportivas, que aumentó su protagonismo y su campo de acción en el ámbito de la Promoción Deportiva. Dimensionando sus actuaciones y alcanzando en su mayoría un alto rendimiento técnico-deportivo en competiciones oficiales así como  una gran trascendencia social con la organización de eventos y campus de verano, y en determinados casos, con la cesión de uso y gestión de instalaciones especiales, como particularmente fueron el estadio de fútbol y el velódromo.

El polideportivo Dehesa Boyal en el año 2004, en plena transformación.

En 2006 tuvo lugar la contratación de la  Construcción y Explotación  del Complejo Deportivo-Comercial La Viña, con una inversión total de 39.821.567 € por cuenta del adjudicatario y una superficie para la gestión deportiva de 11.214,64 m2 entre el centro welness y las áreas complementarias para la explotación. La zona comercial y el aparcamiento, como la explotación de la zona deportiva y las áreas complementarias, amortizarán la inversión y cubrirán los costes de funcionamiento del centro. A excepción de una aportación variable para consumos energéticos y de agua, en función del número de abonados.

  • Las inversiones en instalaciones y equipamientos más importantes en la primera década ( periodo 2000-2010) fueron:
    • Reforma Polideportivo Dehesa Boyal (iniciado el 6 de abril de 2001)
      • Campo de fútbol 7 de césped artificial (2002) y las primeras transformaciones de pavimentos de campos y pistas en césped artificial (pistas de padel y campo de fútbol de la Dehesa Rafael Delgado “Sevilla” en 2004).
      • Construcción de un innovador y atractivo complejo de servicios de welness (salas de fitness, piscinas de diferentes usos – deportivo, lúdico-recreativo, enseñanza y terapéutico – ) SPA y servicios complementarios (cafetería-restaurante, parque infantil o ludoteca, peluquería, galería de tiro, servicio médico, fisioterapia, aulas de formación y despachos para la gestión y otros servicios de consultoría como nutrición, etc. (inauguración en marzo de 2005). Ampliación nave termolúdica (2007).
      • Centro de tecnificación de Tenis de Mesa (2007)
      • Cancha de prácticas de golf (hoy convertido en centro de boxeo)
      • Conversión de pistas de squash en sala Boulder escalada y de actividad física
      • Reforma de piscinas al aire libre (2007)
      • Construcción de módulo dotacional de vestuarios y 2 salas de A.F. anejo al centro welness (2007)
      • Construcción de 9 pistas de padel (4 de ellas cubiertas)
    • Sala de musculación y A.F. en el Centro Sociocultural Actúa
    • Pabellón Fuentesanta-V Centenario (2000)
    • Sala de actividad física-musculación en el centro sociocultural “Actúa” (2004)
    • Complejo de campos de fútbol de césped artificial Gabriel Pedregal “Gaby” en Dehesa Vieja (2007) y pista de patinaje
    • Construcción estadio de fútbol Matapiñonera “José Luis De la Hoz” (2004)
      • Construcción de campo de fútbol anejo al estadio “Miguel Angel Marín” (2007)
    • Transformación del campo de fútbol del Parque Gabriel Celaya en campo de Hockey Hierba (2007)
    • Conversión en campo de fútbol siete de césped artificial la pista pelousse del velódromo (2008)
    • Dotación de pabellones escolares, colegios: Silvio Abad y Teresa de Calcuta

8.- El Camino hacia la Excelencia

Mientras tanto, desde la Delegación de Deportes y tras unos años de aproximación y trabajo frustrado hacia la implantación de un Sistema de Gestión de Calidad de los Servicios Deportivos – antes del año 2007 por procedimientos ISO 9001 y posteriormente en la gestión por procesos, realizando una primera autoevaluación y diagnóstico según el modelo EFQM de Excelencia -, fue en el año 2013 cuando entrando en juego nuevos concesionarios de servicios y nuevas alianzas, y siendo necesario establecer una política de calidad homogénea y común a todos ellos, abordamos de manera definitiva esta cuestión, acometiendo tres proyectos como prioritarios del plan de mejora y recibiendo el sello de compromiso con la Excelencia Europea  en abril de 2015 (renovado en 2017 y 2019)

Priorización de los 3 proyectos MÁS IMPORTANTES del primer Plan de Mejora (2013-2014)

Proyecto 1

Aprobación y difusión de la Cultura Corporativa: Misión, Visión, Valores y comunicación a los Grupos de Interés. Revisión y Aprobación de la Política de Calidad y el Código Ético para el Servicio Municipal de Deportes.

Proyecto 2

Elaboración de Cuadro de Mando Integral de Gestión con selección de indicadores relevantes, fijación de líneas estratégicas, objetivos, análisis de datos y tendencias.

Proyecto 3

Elaboración y difusión de Carta de Servicios.

Habiendo resultado imprescindible implicar desde un principio de forma muy directa a las empresas concesionarias de la gestión y prestación de servicios – así como a otros grupos de interés o entidades sociales colaborativas como las entidades con convenio – en una política de calidad coordinada desde los propios Servicios Municipales. Política que, por  las características del  modelo de gestión adoptado, hace aconsejable que el avance del Sistema Integrado de Calidad implantado sea gradual, escalable y progresivo en el tiempo, con el objetivo de aunar criterios y unificar procedimientos y formas de actuación. Teniendo al usuario, entidades deportivas y clubes como eje central de los servicios públicos que se prestan. Y estableciendo unos planes de actuación que impliquen un estado de mejora continua en la gestión, que redunde en unos mejores resultados y en una mayor satisfacción del “ciudadano-usuario-cliente”.

  • Las inversiones en instalaciones y equipamientos más importantes en la segunda década ( periodo 2011-2021) fueron:

 

  • Complejo Velódromo Eduardo López Mateo
    • Construcción de módulo de oficinas, vestuarios y almacenes-taller cedido a la Unión Ciclista (2011)
    • Reparaciones, pintura pista velódromo y retoping de la pista de atletismo (2021)
  • Centro Miguel Angel Martín Perdiguero “Viña Fitness” inaugurado en 2013 (nuevo centro wellness, como complemento de la oferta en Dehesa Boyal con servicios, con servicios de salas fitness y piscinas-Spa, 3 pistas de padel –convertidas dos de ellas como una polideportiva- residencia para deportistas, aulas de formación y otros complementarios)
  • Polideportivo Dehesa Boyal
    • Reforma del antiguo pabellón cubierto (2011)
    • Transformación del campo de fútbol del estadio de atletismo en campo de rugby (2014)
    • Parque infantil acuático- piscinas de verano (2021)
    • Centro de boxeo (2021)
    • Reposición de césped artificial del campo de fútbol siete (2020)
  • Reposición del césped del campo de hockey y mejora banquillos (2021)
  • Reparaciones pavimentos pabellones polideportivos V Centenario-Fuentesanta (2020) y Dehesa Boyal (2021)
  • Construcción de centro de tecnificación de Ajedrez, sede del club-escuela V Centenario (2014)
  • Mejora iluminación estadio de fútbol Matapiñonera (2021)
  • Transformación del campo de fútbol de Matapiñonera, de césped natural a césped artificial.
  • Dotación de pabellones escolares, colegios: Antonio Machado-León Felipe, Infantas Elena y Cristina y Miguel Delibes

 

Destacando sobremanera en este periodo:

 

  1. La puesta en funcionamiento en 2013 del centro Miguel Angel Martín Perdiguero (complejo La Viña) que a finales de 2019 y principio de 2020 (antes de la pandemia de la Covid-19) tenía 4.105 abonados Un total de 10.185 sumando los de Dehesa Boyal) y 3.123 cursillistas.
  2. En el mismo año se constituye la Asociación de Clubes Deportivos de San Sebastián de los Reyes (ACDSSR). Con la que a finales de 2016 se firma el primer convenio, por ofrecer un interesante proyecto de coordinación de los clubes deportivos y desarrollar programas de formación, financiación y apoyo a los mismos. Lo cual viene a fortalecer aún más la arquitectura social constituida por los clubes, convirtiéndose en un agente socio-deportivo medular, facilitador y vertebrador de las acciones municipales y de los clubes.
  3. El importante esfuerzo realizado en 2020 con la firma de 30 convenios con clubes locales para la promoción deportiva del municipio (22 de los cuales reciben subvención por importe total de 1.632.431 €, además de la cesión de instalaciones, como el resto de entidades) con una participación total de 12.979 usuarios-deportistas.
  4. En relación con lo anterior, hay que matizar que en 2017 se realizan las primeras ayudas económicas al programa de campus de verano organizados por los clubes deportivos que posibilitan una oferta de 3.660 plazas, pasando a 6.000 plazas en 2018 y a 6.876 en 2021. Siendo un programa de gran interés y demanda social, por cuanto además de posibilitar una inmersión o familiarización con el Deporte, en distintas disciplinas adaptadas, puede ofrecer una educación deportiva y un proyecto de vida relacionado con el Deporte y  facilita la conciliación laboral de las familias en el periodo estival, como también la práctica de valores éticos y de utilidad pública como la inclusión y la igualdad. Y ello perfectamente ejecutado por los clubes, que tienen consolidadas sus estructuras técnicas profesionales y una experiencia acumulada de más de 20 años, con la coordinación de la ACDSSR.
9. Presente y futuro inmediato: la excelencia hecha realidad

El camino hacia la excelencia tiene su máxima expresión en el periodo 2020-2021 (a pesar del negativo impacto de la pandemia) y, como presente y futuro inmediato, en el periodo 2022-2023, gracias al mayor esfuerzo realizado de la historia reciente – en tan corto periodo -, en cuanto a inversiones en materia de  instalaciones y equipamientos deportivos. La inversión de un total de 40.616.032  €   constata la realidad de estar al más alto nivel de infraestructuras para afrontar a corto plazo el desarrollo del municipio, cuyos planes urbanísticos (Tempranales, en ejecución y Cerro del Baile, en proyecto) y el consecuente aumento de la población, significarán situar a San Sebastián de los Reyes en un modelo de ciudad excelente para la calidad de vida y bienestar de sus ciudadanos.

1.- Reformas, reparaciones y mejoras en las instalaciones: 6.981.615 €

  • Estadio de atletismo: Reforma edificio de vestuarios y sala A.F. y musculación: 1.126.400 €. Y Rehabilitación de gradas y remodelación gimnasio exterior para sede Atletismo: 327.000 € (2022)
  • Adecuación pabellón y cubrición pista exterior Valvanera: 2.150.000 €
  • Reforma pabellón Eduardo López Mateo 1.005.000 € (2022-2003)
  • Remodelación instalaciones deportivas Moscatelares 500.000 € (2022-2003)
  • Reforma en planta deportiva del Centro Sociocultural Claudio Rodríguez 55.000 € (2022-2003)
  • Reposiciones de céspedes en los campos de fútbol de Dehesa Vieja, Matapiñonera y Dehesa Boyal: 1.300.000 € (2022)
  • Protección vallado perimetral campo de fútbol de Dehesa Boyal: 18.125 € (2022)
  • Remodelación instalaciones deportivas Moscatelares: 500.000 € (2022-2003)

2.- Actuaciones de mejora en centros escolares y pistas polideportivas urbanas: 1.936.000 €

  • Actuaciones en pistas escolares CEIP Príncipe Felipe, CEIP Miguel Delibes, CEIP Vicente Ferrer y CEIP Buero Vallejo: 1.331.000 € (2022-2003)
  • Actuaciones en pistas sectores: 605.000 € (2022-2003)

3.- Nuevas instalaciones: 31.698.417 €

  • Complejo de Rugby: 4.290.369 €
  • Pabellón polideportivo CEIP Buero Vallejo: 1.661.048 € (2022)
  • Pabellón deportivo doble, pista exterior y campos de voley playa: 5.875.000 € (2022-2003)
  • Vestuarios, salas de actividad física, rocódromo y remodelación frontón corto y área de raqueta: 6.273.000 € (2022-2003)
  • Cubrición y ampliación pista de patinaje Dehesa Vieja y complejo campos de deportes de playa: 1.694.000 € (2022-2003)
  • Parque de La Marina (un campo de softbol, un campo de fútbol once y siete pistas de voleibol): 5.500.000 € (2022-2003)
  • Nuevo centro welness (piscina cubierta y fitness)  Club de Campo: 6.405.000 € (2022-2003)
Total importes que, sumados a las inversiones realizadas en 2020 y 2021 (1.015.989 €) supone un gasto total en inversiones en el periodo 2019-2023 de 41.632.021 €
GALERÍA HEMEROTECA INSTALACIONES Y DEPORTISTAS

Una historia unida al deporte

Antiguo distintivo

logo_antiguo-sanse
sanse-deporte-historia-17
sanse-deporte-historia-18
sanse-deporte-historia-19
sanse-deporte-historia-20
sanse-deporte-historia-21
sanse-deporte-historia-22
sanse-deporte-historia-23
sanse-deporte-historia-24
sanse-deporte-historia-25
Menú
Abrir chat
1
¡Hola! En Sanse Deporte sabemos de casi todo lo relacionado al deporte, de San Sebastián de los Reyes. Pero no te preocupes, pues lo que no sabemos, lo averiguamos y te lo contamos a la mayor brevedad posible. ¿En qué puedo ayudarte?